Scott Gustafson

Scott Gustafson supo desde su infancia que quería ganarse la vida haciendo dibujos. Tras descubrir a los artistas de la Edad de Oro de la Ilustración, su interés temprano por la animación cambió por el deseo de aprender a pintar. Además de haber ilustrado libros de cuentos clásicos, sus trabajos han aparecido en tarjetas de felicitación, calendarios, platos de coleccionista y medios de comunicación.